“¿Me quieren preso? Aquí estoy”: Orozco desafía a la Justicia y anuncia su regreso a Diputados

“¿Me quieren preso? Aquí estoy”: Orozco desafía a la Justicia y anuncia su regreso a Diputados

El legislador y ex policía aseguró que “no hay ningún pedido de detención” en su contra y adelantó que regresará a Mitre 550.

19 de agosto de 2022

94195-si-estuviera-en-el-lugar-de-orozco-me-pondria-a-disposicion-de-la-justicia

El diputado provincial por Rosario de la Frontera, Gustavo Orozco, sostuvo que el pedido de desafuero que realizó el Poder Judicial en su contra para avanzar en el juzgamiento de presuntos delitos “solamente tenía que ver con cuestiones políticas”.

Orozco se encuentra imputado por un cúmulo de denuncias tras su paso por la Brigada de Investigaciones de la Policía de Salta: torturas (5 hechos), apremios ilegales agravados (dos hechos), privación ilegítima de la libertad (dos hechos), entre otros.

Por una de esas acusaciones, el fiscal penal de derechos humanos Gabriel González solicitó al Juzgado de Garantías 7 su desafuero, que fue aprobado. A raíz de ello Orozco pidió licencia en la Cámara baja local y en su lugar asumió María Luisa León.

Ahora el ex policía anunció que volverá a su banca en Mitre 550. “Creo que he demostrado quién soy yo y cómo son las cosas realmente. Por lo tanto, en los próximos días voy a volver a la Cámara de Diputados como corresponde”, anunció Orozco en un vídeo difundido en sus redes sociales.

En las puertas del Juzgado interviniente y junto a su abogado, el legislador del partido olmedista “Ahora Patria” cuestionó en duros términos al Poder Judicial y desafió: “¿Me quieren preso? Aquí estoy”.

Orozco sostiene que es víctima de una persecución política-judicial y coloca como fundamentos su candidatura a la Gobernación, por un lado, y la iniciativa de pedir una rinoscopia a funcionarios públicos, por el otro.

Lo cierto es que hace siete años un menor de edad y seis testigos que fueron detenidos por un mismo hecho denunciaron a Orozco y a sus colegas por tratos crueles. Dijeron que los azules aplicaron torturas varias: les pusieron bolsas plásticas en la cabeza, pegaron piñas en las costillas y les metieron la cabeza en el inodoro para tirar la cadena.

Asimismo los denunciantes señalaron que fueron amenazados.

CRONOS EL DIARIO DE LA 94.7 FM
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.