Larreta, Vidal y Bullrich no quisieron perderse el “tractorazo”

Larreta, Vidal y Bullrich no quisieron perderse el “tractorazo”


Los presidenciables del PRO buscaron ser protagonistas

El jefe de gobierno afirmó que “siempre apoyaron al campo”, la presidenta del PRO despotricó contra la inflación y la exgobernadora se diferenció de las protestas de las organizaciones sociales.

En plena disputa interna y con sus socios de Juntos por el Cambio, los dirigentes del PRO se sumaron gustosos a la movilización de tractores convocada por ruralistas. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que “siempre apoyamos al campo” y dijo “no entender” al gobierno nacional, que “enfrenta trabajadores con trabajadores”. Su ministro de gobierno, Jorge Macri, calificó al “tractorazo” como una marcha de “política productiva y de la libertad” (sic), admitió que “está politizada porque el campo es una política pública, pero no es partidaria”. Patricia Bullrich, presidenta del Pro, despotricó contra “la emisión, la inflación”. La diputada María Eugenia Vidal, por su parte, cuestionó las protestas de las organizaciones sociales y aseguró que la marcha la marcha de ayer la hizo “gente que trabaja” y “no molesta a nadie”.

“Vengo a apoyar, a acompañar al campo, que es uno de los motores productivos de la Argentina”, dijo Larreta desde la esquina de avenida del Libertador y Udaondo, en el barrio porteño de Nuñez, donde se concentraban los tractores. El referente del Pro rechazó los cuestionamientos del gobierno a la marcha y sugirió que “parece que el Gobierno enfrenta a trabajadores con trabajadores”. “Ante la expectativa o el anuncio de querer aumentar impuestos, ¿cómo no se van a manifestar y cómo no los vamos a apoyar? Siempre apoyamos al campo, a la producción. Éste es el futuro de la Argentina: el potencial que tiene el campo para generar más laburo”, insistió ante el micrófono de TN.

Acompañado por el diputado nacional Diego Santilli, Rodríguez Larreta reclamó al Gobierno que “respete el derecho a manifestarse, que no promueva los enfrentamientos”, tema sensible a la dirigencia macrista, que acostumbra a estigmatizar cuando no a criminalizar toda ocupación del espacio público. “Che, Larreta, si para vos cuando marcha un movimiento social hay que sacarles los planes, ¿Cuándo marcha el campo, hay que subir las retenciones?”, lo chicaneó el día anterior la legisladora porteña Ofelia Fernández. “¿O hay marchas buenas con tractores y marchas malas con pobres?”, añadió.

“Quieren que los dejen trabajar, producir más, exportar más y sobre todo generar trabajo. No hay margen para más impuesto. Siempre voy a estar del lado de los trabajadores, de los que producen, de los que invierten”, mezcló el alcalde porteño. Al ser consultado sobre el proyecto de gravar la “renta inesperada” que anunció el ministro de Economía, Martín Guzmán, respondió que “la Argentina no está para aumentar ningún impuesto, jamás lo vamos a acompañar. Por eso acompañamos esta manifestación: no somos protagonistas, es una manifestación de ellos y no tenemos que politizarla ni participar”, dijo mientras participaba.

“La destrucción de las instituciones más la destrucción de la institución moneda, con la emisión, con la inflación, genera un cuadro muy negativo”, afirmó Bullrich desde Palermo. “Nosotros tenemos por supuesto una propuesta de cambio muy profundo, con mucho coraje, muy valiente, para bajar impuestos y para generar una Argentina de verdadera producción y trabajo”, dijo ante la cámara de TN, siempre apelando a la desmemoria.

Jorge Macri, en tanto, señaló que era una marcha “de “política productiva y de la libertad”. “Esto es una manifestación a favor de la libertad (sic), del trabajo, de una Argentina que no aguanta más impuestos, es pacífica, se organizó y respeta el derecho a circular”, sostuvo el intendente en uso de licencia de Vicente López y actual funcionario de Larreta. En diálogo con TN, Macri remarcó que “el campo tiene mucho que ver con la identidad del país”. Consultado sobre el rol de Juntos por el Cambio en el impulso de la movilización, señaló que la marcha “está politizada porque el campo es una política pública, pero no es partidaria”. “Esto es política productiva, de trabajo, de libertad, federal, pero ningún partido es dueño de esta marcha”, agregó. Y concluyó, todavía ofuscado con las urnas: “Si hubiéramos podido continuar con lo que comenzó en el 2015 y se interrumpió en el 19, hoy la realidad sería distinta. Pero no importa, a veces los procesos de cambio tienen interrupciones pero después retoman el camino”.

Por último, Vidal apuntó contra el gobierno nacional por las protestas de las organizaciones sociales. “Cuando se hace una manifestación sin molestar a nadie por parte del que trabaja, los tractores no pueden entrar, ahora cuando hay un acampe que impide el trabajo de miles de personas durante tres días el gobierno mira para otro lado”, sentenció.

CRONOS EL DIARIO DE LA 94.7 FM
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.