El escándalo de Aguaray salpica a Cristina

La obra del gasoducto quedó inconclusa en 2015 y se pagaron más de 700 millones. El presidente de la empresa terminó preso en una causa que involucra a la vicepresidente.

Un fraude desde la cuna: porqué el escándalo de Aguaray salpica a Cristina

Una promesa de llevar gas a más de 3 millones de argentinos se transformó en un escándalo de magnitud. En 2008 se otorgó la posibilidad de construir un gasoducto que traería gas de Bolivia, a Servicios Vertúa S.A., la empresa de Raúl Vertúa. La obra sería abandonada en 2015, cuando la constructora ya había facturado 733 millones, de los 1.280 que se habían destinado. El empresario acabó preso en una causa que involucra a la vicepresidente. 

En julio de 2017, Clarín recordó el momento donde Vertúa junto a Julio De Vido y Cristina Fernández dialogaban con el secretario general adjunto del sindicato privado del petróleo y del gas de Salta y Jujuy, Alberto Britos, y el ex ministro de Infraestructura, recientemente liberado decía “Che salteño, vení, te presentó a Vertúa, con el que van a trabajar en el gasoducto. ¿Trátenlo bien, eh?”
Más Noticias

El PO votó contra la intervención de Aguaray: la explicación de Del Plá
A modo de comparación, Córdoba avanzó también sobre gasoductos troncales, entre las empresas que intervinieron se encuentra la cuestionada Odebrecht, pero a un precio bastante menor, por lo que se levantaron sospechas de sobreprecios. 

Mientras el NEA pagaba a Servicios Vertúa 103 dólares el metro/pulgada, los otros fueron valuados en 58 dólares el metro/pulgada, siendo que estos últimos se presupuestaron 3 años después. 

Luego de abandonar la obra, la situación del empresario empeoró con la llegada de la “causa de los cuadernos”, por la que fue detenido junto a otro grupo de empresarios. En el penal de Marcos Paz, Vertúa negó el pago de coimas, de la misma forma que negó haber realizado “aportes de campaña”, figura legal que le sirvió a los empresarios para sortear la cárcel. La excarcelación le fue negada por que fue nombrado por otro de los empresarios que figuraba en los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer que complicó judicialmente a Cristina Fernández, actual vicepresidenta de Argentina.

La obra del Gasoducto NEA nunca se terminó. El contrato finalmente se rescindió en mayo de 2017 y se tramita un reclamo ante el fuero Contencioso Administrativo Federal“Vertúa se fue de Salta dejando una millonaria estafa que la Justicia debería investigar seriamente y sin perder más tiempo”, decía el diputado Ramón Villa. Recién en diciembre de 2018 Vertúa fue puesto en libertad pero continúa procesado al igual que Cristina Fernández de Kirchner.

Desde el año pasado, los caños del gasoducto comenzaron a ser extraídos por la empresa OSYP S.A. con la autorización del intendente de Aguaray, Jorge Enrique Prado

CRONOS EL DIARIO DE LA 94.7 FM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Guaymás: “Voy a cumplir el rol de funcionario y voy a ser absolutamente imparcial”

El sindicalista Jorge Guaymás asume hoy como delegado jefe del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. El acto de asunción se transmitirá en vivo, desde las 18, por su cuenta de Facebook. JORGE GUAYMÁS, DELEGADO JEFE DEL MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL DE LA […]

Subscribe US Now